Archivo de la etiqueta: zapallo

Pumpkin Pie / Pie de zapallo camote

IMG_0717

Preámbulo

Postre clásico del día de acción de gracias. Para mí fue una verdadera revelación la primera vez que lo comí en casa de un amigo de siempre, Peter. Los invito a probar esta receta que por pinta y sabor no se queda pero al menos en Chile, fuera de las clásicas sopaipillas, solo se comen en preparaciones saladas.

Ingredientes

  • 3 tazas de zapallo camote cocido y molido
  • 2 huevos enteros
  • 1 taza de leche entera
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cdta de canela en polvo
  • 1 cdta de jengibre en polvo
  • 1 cdta de clavo de olor en polvo (opcional)
  • 100grs de mantequilla
  • 1/2 cdta de sal
  • 1/2 taza de aceite neutro
  • 3 tazas de galletas de vainilla o vino finamente procesada

Preparación

La base… En bol mezclar las galletas y aceite hasta formar una masa semi seca (es simplemente para moldear las galletas. Luego disponer en la base del molde para pie en una capa uniforme y compacta (compactar con las manos).

La pasta… mezclar en un bol la mantequilla, zapallo, azúcar, canela, jengibre, sal, leche y clavo de olor. Con una batidora batir hasta lograr una pasta homogénea y un poco liquida. Probamos la mezcla por si nos gusta más especiado o dulce; finalmente agregar los huevos y terminar de batir hasta integrar. Finalmente la consistencia es de una crema espesa. Vertemos la mezcla en nuestro molde y dejamos asentar uno 5 minutos antes de hornear.

El horneado… este es un punto clave tanto para la presentación como para que cuaje. Precalentar el horno a 130°C y disponer el molde al medio. Hornear por 25 minutos y luego apaguen el horno (sin abrirlo) y dejar unos 35 minutos más. Finalmente dejar enfriar y servir.

Acompañamientos… típicamente se sirve acompañado de crema, un poco de helado de vainilla y jengibre espolvoreado encima.

Variaciones… demás está decir que pueden modificar la base de galleta por su masa de pie favorita.

 

Anuncios

Zapallos italianos con atún y verduras

photo (4)

 

Preámbulo

Nuevamente me encontraba ante el desafío de preparar una colación, esta vez quería jugar con los sazonadores naturales de los productos utilizados por lo que no añadí sal ni azucar solo un poco de pimienta y oregano para dejar que el dulce, ácido y salado de los ingredientes interactuaran.

Ingredientes (para lo que se ve en la figura)

  • 1 zapallo italiano o zuccini (buscar uno de forma cilíndrica y firme).
  • 1/2 taza de choclo desgranado congelado
  • 1/2 taza de cebolla blanca picada en cubos
  • 1 lata de 125grs de atún en agua
  • 1/2 taza de queso para fundir rallado
  • 1 cda de queso parmesano
  • 2 cdas de crema espesa
  • 1 tomate pelado, despepado y en cubos
  • Pimienta y oregano a gusto.

Preparación

Vamos por el pino… salteamos hasta transparentar la cebolla, luego agregamos el choclo y tomate, revolvemos de manera regular hasta que se desagan los tomates y el choclo este tierno. Finalmente agregamos la crema, el atun y despues de que baje la temperatura con estos ingredientes frios agregamos el queso (no queremos que se funda en este momento. Finalmente agregamos los aliños y rectificamos. DATO: escurrir bien el agua del atun.

Ahuecando el zapallo… cortamos por mitad y con ayuda de una cuchara raspamos todas las pepas. Es importante hacerlo con cuidado y un zapallo firme para que no se nos desarme y sea más facil su manipulación. Finalmente agregamos el relleno y espolvoreamos con el queso parmesano para gratinar.

Horneado… precalentar a 150°C y dejar hasta que dore (entre 20-30 minutos). Luego apagar el horno y no retirarlos para que los ingredientes se asienten y no se enfríe (dejar unos 15 min más en el horno).

Los sazonadores

La sal no fue necesaria ya que tanto el atún, como el queso (tanto para fundir como parmesano) agregaron lo necesario. Por su parte el dulce del choclo junto a lo ácido del tomate equilibraron el sabor. Finalmente la crema ayudo a bajar un poco el olor del atún y a su vez otorgo la humedad y grasa necesaria para fundir uniformemente el queso.

Fácil, rápido y muy saludable (parece que no lo hubiese hecho yo) :).

Charquicán

IMG_0493

 

Preámbulo

Así como el tomaticán que publiqué anteriormente, existe un clásico en la comida chilena que es el charquicán. En este caso la receta a cambiado un poco con el tiempo. Originalmente es una receta del centro-norte de Chile que se hacía con charqui (carne seca ya sea bovina, equina o de cabra). Hoy por hoy ésta pasó a ser una carne de segunda a una carne gourmet y es bastante cara por lo que la mayoría de los Chilenos la realizan con carne de rez molida o los restos de carnes qeu tengan de otros platillo. La receta está con carne de res (plateada) pero utilicen el corte que tengan a mano.

Ingrediente (3 a 4 personas)

  • 3 papas medianas en cubos
  • 1 zanahoria en cubos
  • 1 pimentón en cubos o juliana
  • 1 taza de choclos desgranados
  • 1 cebolla picada a cubo
  • 250 grs de zapallo picado en cubos
  • 500 grs de carne de res en cubos
  • 3 dientes de ajo machacado
  • sal, pimienta, comino
  • opcional:
    • 1 huevo frito encima al final para decorar
    • 1 tomate picado en cubos

Preparación

El sofrito, lo más importante de este platillo… sofreír las zanahorias, el pimento, cebolla y el ajo hasta transparentar y luego agregar la carne. Si es una carne de aprovechamiento sólo calentar, si es carne cruda frían hasta cocer (cuando el aceite vuelva a su color original y los jugos de la carne se hayan evaporado). Luego saltear el resto de las verduras por 1 minuto. Finalmente cubrir de agua y dejar hervir por unos cuarenta minutos con la olla destapada.

Haciendo el charquicán… la idea de destapar la olla es que el agua se vaya evaporando y los sabores se vayan concentrando. Si vemos que los vegetales aún estan crudos simplemente agregamos más agua. Los vegetales deben estar muy cocidos y empezar a partirse, este plato es un deleite no sólo por su sabor si no por su mezcla entre puré y sólido de los vegetales con lo elástico de la carne. Cuando ya esté todo cocido podemos machacar un poco los vegetales hasta lograr la proporción de sólido y puré deseado, si al terminar ven que está muy liquido simplemente sigan evaporando y revolviendo de cuando en cuando para que no se pegue (recomiendo una olla anti aderente). Sólo al final agregamos los condimentos ya que la intensidad de ésto variará mucho por la evaporación y podemos quedar con un plato anodino o demasiado condimentado.

Para el emplatado… en lo personal me gusta solo, como se encuentra en la imágen, sin embargo hay varias formas de acompañarlo ya sea con huevo duro picado encima, huevo frito, chorizo, decorado con cilantro entre otros (éstos son los más tradicionales).

Variaciones… este es un típico plato casero de Chile, y como todo plato casero existen tantas recetas como casas donde se prepara, los invito a experimentar con los vegetales de su gusto, aquí solo expongo la base pero he experimentado con zuchini, acelgas, berros, apio y espinacas pero siempre deben conservar la base: cebolla, ajo, carne, papas y zapallo.

 

Buñuelos de Zapallo

IMG_0487

 

Preámbulo

En Chile es ampliamente conocida una masa frita que se come tanto de manera dulce como salada llamada sopaipillas. Se consumen típicamente durante los meses fríos ya que tienen un alto contenido de calorías y grasa lo que siempre se agradece junto a las bajas temperaturas. En este caso, modifiqué la tradicional receta que consiste en una masa compacta que se corta en redondelas y se fríe por buñuelos pero conservando el sabor. A mi parecer es mas rápida y esponjosa evitando el uslero que tantos detractores tiene al momento de cocinar.

Ingrediente

  • 1 taza de zapallo cocido y bien molido
  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de agua tibia
  • 1 cdta de azúcar
  • 1 cdta de levadura en polvo
  • 1 cdta de sal
  • Abundante aceite vegetal para freír.

Preparación

Mientras calentamos nuestro aceite para freír… agregamos en la taza de agua tibia el azúcar y la levadura, revolvemos bien y luego añadimos el zapallo. Cuando este todo mezclado de manera homogénea agregamos la harina de manera cernida y de anpoco para no formar grumos. Finalmente debe quedar una masa muy elástica y pegajosa.

Con nuestro aceite ya caliente… nos ayudamos con dos cucharitas para ir haciendo bolitas de masa y dejándolas caer en abundante aceite hirviendo con un par de segundos de diferencia entre una y otra para que no se nos peguen. Cuando obtengan el dorado deseado, escurrir y dejar en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Algunos consejos

En Chile las sopaipillas (de donde deriva esta receta) se comen tanto saladas como dulces en un almibar de chancaca o con moztaza, ají o un tradicional pebre (más adelante publicaré la receta, pero es algo parecido al pico de gallo de los mejicanos, salsa criolla de los peruanos o chimichurri de los argentinos. Cada país tiene su variación para mezclar básicamente tomates, cebolla y especias).

Queda excelente como un picoteo antes de un asado o para ver un buen partido de fútbol como lo indican los tiempos actuales. ¡A disfrutar!